¿Qué diablos hace Hiperderecho?

Existimos como organización sin fines de lucro desde fines del 2013. Somos los que te mandamos correos electrónicos invitándote a eventos, los que hacemos encuestas en Facebook o los que hace poco convencieron a una Municipalidad de que jugar un videojuego también era un derecho. Sin embargo, quizás no todos los que han llegado a esta página saben esto o entienden por qué lo hacemos. Interrumpo nuestra cobertura regular para contarles cómo hemos llegado hasta aquí y hacia donde nos dirigimos.

Hiperderecho es una asociación civil sin fines de lucro, como lo son los clubes sociales, muchos colegios o centros culturales. No somos un blog ni una start up. No somos un partido político o una campaña en redes sociales. No buscamos inversionistas, no vendemos nada, ni mucho menos tenemos dueños o accionistas. Como en otras asociaciones, las decisiones grandes las toman nuestros asociados (representados por su Consejo Directivo) y las diarias las toma nuestro equipo de trabajo (actualmente, tres personas y un oso). Todos los que trabajamos aquí cobramos un sueldo. ¿Pero no que era “sin fines de lucro”? Eso significa que cualquier sobrante entre nuestros ingresos y gastos no se reparte a los asociados sino que se queda en la organización para ser reinvertido. Como asociación, estamos exonerados de Impuesto a la Renta y autorizados para percibir donaciones.

Hiperderecho fue fundado sobre la tesis de que la tecnología es una herramienta de liberación social. Por eso, trabajamos para defender este potencial de cualquiera que lo ponga en riesgo y para asegurarnos de que las políticas públicas respeten esta visión. En ese sentido, Hiperderecho aspira a beneficiar a cualquier usuario de tecnología en Perú que usa una laptop o un celular para ganarse la vida, aprender algo nuevo, cambiar algo viejo o simplemente divertirse.

Obviamente, es mucho más lo que no hacemos que lo que hacemos. Actualmente, nuestro trabajo se enfoca en tres áreas: activismo, desarrollo de tecnología y litigación estratégica. Nos encantaría ser un proveedor comunitario de acceso a Internet, operar tele centros, dar clases de computación, fabricar routers, o brindar asesoría legal gratuita. Pero por ahora estamos haciendo solo lo que nuestro presupuesto y capacidad nos permite hacer.

Activismo

Nuestro reto número uno es comunicar nuestra visión de la tecnología como una ventana de libertad. Queremos que todos los peruanos sepan que al usar una computadora ejercemos no uno sino varios derechos: de expresión, de información, de privacidad, de asociación, de disfrute del tiempo libre. Incluso, la ley peruana reconoce derechos especiales para los usuarios de tecnología (ej. hacer ingeniería inversa) y eso significa que podemos demandar a cualquiera que nos lo impida. El año pasado resumimos nuestros principales derechos en nuestra campaña 10 Derechos Digitales que todo peruano debe defender. En el pasado, también hemos trabajado comunicando derechos y explicando problemas más específicos en nuestras campañas Contra el Decreto Legislativo 1182 o Quién Defiende Tus Datos.

Tecnología

Desarrollar tecnología era la consecuencia lógica de verla como una herramienta de libertad. Nuestro objetivo es crear soluciones tecnológicas que permitan a más peruanos ejercer sus derechos. En el 2014, lanzamos Proyectos de Ley que recopila y presenta diariamente todas las iniciativas legislativas del Congreso en un modo amigable, completo y fácil de consultar. El año pasado subimos la apuesta y creamos Pidela.info, una ventanilla virtual para solicitar información pública a cualquier entidad del Estado con la diferencia de que todos podamos ver el resultado del pedido. Pero creemos que no solo se trata de desarrollarlas sino de hacer que lleguen a su público y estamos trabajando en eso.

Incidencia

Como abogados, estamos llamados a usar también las herramientas legales para defender nuestra misión. Por eso, solo el año pasado hemos enviado más de diez cartas al Congreso y otras entidades estatales sobre distintos proyectos de Ley. Además, hemos presentado numerosas solicitudes de acceso a la información pública y actualmente estamos litigando en el Poder Judicial dos procesos de Hábeas Data: contra el Ministerio del Interior para que nos entreguen el Protocolo de la Ley de Geolocalización, y contra la ONPE para que nos entregue el código fuente del software de Voto Electrónico. Hace unos meses, denunciamos a las empresas operadoras de telecomunicaciones ante la Dirección de Protección de Datos para que nos informen cómo vienen recopilando nuestros datos al usar sus servicios. Activamente buscamos casos de interés público en donde podamos probar una afectación a un derecho para poder denunciarlo ante las autoridades. Si conoces de uno y puedes probarlo, contáctanos.

¿Cómo lo hacemos?

Hiperderecho se financia a través de donaciones efectuadas por fundaciones internacionales y empresas. En los últimos años hemos recibido donaciones de Internews, Hivos, Open Society Foundations, y la Electronic Frontier Foundation para trabajar en proyectos específicos o escribir reportes temáticos. Además, también hemos recibido auspicios y subvenciones de empresas privadas internacionales como Google, Slack, Buffer, y, recientemente, Digital Ocean. Nuestros asociados también donan recursos, tiempo y tenemos muchos amigos que voluntariamente nos ayudan revisando un documento o participando como expositores en nuestros eventos.

Hacia donde vamos

Hiperderecho no es una sola persona ni aspira a representar solo un punto de vista. Hiperderecho está llamado a existir más allá de las personas que hoy lo conforman. Durante los próximos meses, vamos a anunciar distintas iniciativas que estamos tomando para incorporar más voces, redistribuir la toma de decisiones de la organización e involucrar en una mayor capacidad a cualquier otro interesado. Nuestra prioridad es trabajar en aquellos temas en los que nadie más trabaja y en los que podemos lograr un mayor cambio: promoción de decisiones públicas basadas en evidencia, eliminación del miedo a la tecnología en sí misma y un amplio respeto por la libertad de decisión de cada usuario. Si tienes una idea de cómo acercanos a estos objetivos, estaremos encantados de escucharte.

Foto: Diego Escalante para Creative Block (CC BY)

Leave a reply

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.